domingo, 30 de octubre de 2011

La Huerta de las Flores



Un lugar que reúne más de cien especies distintas de plantas, procedentes de todo el mundo.Llega hasta nosotros gracias al afán de la familia De Armas, muy influyente en el municipio, que a finales del siglo XIX decide buscar un rincón donde cultivar todos los esquejes y semillas que traía como recuerdo de sus exóticos viajes.Entre sus curiosidades, no podemos dejar de sorprendernos con el árbol de la Pitanga, y sus pequeños frutos rojos muy usados en zumos y mermeladas en América del Sur. O con el árbol de las calabazas, cuyos frutos nacen directamente desde el tronco y son muy utilizados en México en medicina popular.Pero el encanto del Huerto de las Flores no se limita a su exuberante vegetación, Don Francisco De Armas convirtió su finca en lugar de tertulia de los grandes poetas canarios modernistas, como Tomás Morales o Alonso Quesada.La belleza de sus jardines, la singularidad de sus ejemplares y la historia cultural de sus rincones hacen de las Huertas de Las Flores un lugar inolvidable.